Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

Vence al miedo y ámate como eres


Por qué posponemos todo para cuando sea el momento perfecto y se nos van los años con la misma pareja que nos drena, en la misma ciudad que nos intoxica, con las mismas rutinas familiares que nos ahogan o en el mismo empleo que nos frustra.

Cómo podemos sembrar una semilla de certeza en nosotras mismas y en nuestros hijos de que no importa lo que decidamos hacer o cómo lo hagamos, el mundo es y será siempre el mismo para todos, sin importar de dónde venimos o cómo fuimos educados.

El mundo es grande, es complejo, es perfecto y está esperando para regalarnos más aventuras de las que normalmente aceptamos vivir.

Para poder generar cambios en la vida hay que tomar riesgos, salir de la zona de confort.

Cada una de las veces que salgo de mi zona de confort, sigo dudando, sigo teniendo miedo, bailo con él, observo de cerca de mi mente para que no me paralice y honro siempre la pequeña flama de mi intuición más profunda, y aunque muchas veces parezca absurda nunca lo ha sido.

El miedo es precisamente el impulso, es lo que activa el movimiento hacia adelante, desde la carencia es paralizador, desde la abundancia y la confianza te empodera.

Una amiga ayer me decía: Carla, tú eres visionaria. Ves las cosas antes de que sucedan, confías y te lanzas, ¿cómo haces para no tener miedo?

¡Claro que tengo miedo! Y lo he tenido siempre, pero también una extraña adicción a adelantarme, a picar piedra, a ser pionera y cuando ya hay una masa de gente haciendo lo mismo me retiro para buscar otras aventuras que me lleven todavía más lejos, que me vuelvan a sacar de mi zona de confort, que me hagan diferente.

Incontables veces he estado “sola” en un proyecto “absurdo” abriendo camino para otros y peleando con mi mente para contarme a mí misma el cuento de que mi intuición me llevará siempre al camino correcto, aunque no lo pueda ver… aunque a veces no me lo crea.

Pionera de la comida saludable y las desintoxicaciones a los 19 años, de las enseñanzas chamánicas hace 17 cuando me quitaba el traje sastre y los tacones para cambiarlo por jeans y chanclas, para pasar los fines de semana con mis maestros mazatecos. Haciendo ceremonias para transformar mis creencias limitantes, lidiando con mis demonios para ver la vida desde una perspectiva totalmente diferente y por supuesto dudando cada una de las veces, de la integridad celestial y mística de las prácticas indígenas en las que estaba metida.

Pionera del concepto de la Nutrición Holística en México y Costa Rica hace 7 años, explicando con manzanas el porqué de un jugo verde, de la comida viva, del peligro de los tóxicos o del poder de tu intención manifestando.

Mi abuela fue pionera al llevarme a los 7 años a una clase de yoga, pionera en ir en contra del tratamiento convencional del cáncer para sanar a mi abuelo con las dietas crudiveganas del Dr. Saya Michan.

Mi mamá fue pionera al inscribirme en un sistema Montessori puro toda la primaria en México 40 años atrás, cuando nadie sabía lo que eso era. Ahí fui entrenada para preguntar, para escudriñar, para investigar las causas primarias de todo, para no conformare y para recibir los efectos contundentes de mis propias acciones. Aprendí a fallar una y mil veces y aprendí a ser escuchada.

Gracias a mis ancestros y los acuerdos de lealtad que hice con ellos he vivido fuera de mi zona de confort más tiempo que dentro de ella.

Me cambie de país a los 33 años adoptando a toda una familia por amor y empezando de cero a para sobresalir de nuevo en el trabajo que amo.

Hoy una vez más tengo miedo de ser pionera y ser parte de un estilo diferente de educación no directiva para mi hijo de 9 años. Me conecto con mi propia naturaleza, abrazo mi intuición más profunda y honro lo que soy, lo que fueron las mujeres de mi familia, ese ha sido, (y será siempre), mi camino. Tomar riesgos, seguir confiando y volver a poner mi corazón y mi energía en un proyecto diferente para ayudar a los niños a descubrir el regalo de su independencia, las ganas de comerse al mundo y el poder de su intención conectada al Corazón.

#miedo #felicidad #optimismo #aceptación

6 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo