Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

Transforma un mal día en uno excepcional en 8 pasos


Hoy después de muchos años de dormir en paz, me desperté exhausta después de una noche llena de sueños de angustia, de inseguridad y de culpa. Mi esposo me dijo: ¿Qué te pasó? ¡Hiciste ruidos toda la noche!

Dicen que los sueños tienen en sí mismos todas las respuestas a nuestras preguntas y todas las soluciones también están ahí.

Desde ayer había dispuesto todo para ir a mi clase de yoga a las 8 AM para arrancar el día positivamente. De camino al yoga me regresé y decidí volver a la cama. Tenía un sentimiento de angustia y una lista de pendientes tan grande que lo único que quería era volver a dormir y desaparecer. Mi cuerpo estaba rígido, mi mente dando demasiadas vueltas y encontrando pretextos para no tomar responsabilidad. ¿Te ha pasado?

Como muchas de nosotras, “pude haber seguido sintiéndome víctima”, cancelar mi agenda, bajar a la cocina a desayunar algo lleno de azúcar que me generara placer inmediato y me metiera en el círculo vicioso de placer/angustia/placer/angustia, irme de compras inútiles o repartir mi mal humor hasta el final del día.

No paramos porque tenemos prisa y percibimos que el día no alcanzará para hacer todo lo que tenemos que hacer y seguimos desconectadas, lo que resulta totalmente contraproducente porque es nuestra conexión y felicidad lo que genera armonía a nuestro alrededor. ¡Si tú no estás bien, nada está bien!

Conectada con la importancia de buscar mi propia reconexión, antes que nada, decidí poner en práctica una técnica infalible que te quiero compartir para que cada vez que las hormonas o la tristeza se quieran acomodar, eleves tu vibración y le des la vuelta a la tortilla.

Te comparto los 8 pasos que apliqué para darle vuelta a mi día:

¿Cómo asegurarte un día perfecto?

1. Primero que nada, decidí tomar responsabilidad de mí, de mis emociones, sentimientos y asumir que la única que me sacaría de ahí era yo. ¡Mientras más pronto mejor!

2. Baje a hacerme un extracto de apio, pepino, kale, perejil, coco, maca, Corella y mango para regular mi nivel de azúcar, desintoxicar mi cuerpo y mi mente y poder comenzar a cambiar la percepción del color de mi día.

3. Me puse los tenis y salí a caminar muy rápido conectada con mi respiración profunda por la nariz y llenando mis pulmones vigorosamente (ujayi pranayama) para limpiar toda la adrenalina que generé durante la noche. ¡20 minutos fueron suficientes!

4. Pare en el parque de la esquina y toque el árbol que hace un año salvé de ser cortado por completo, llamando a la municipalidad para sensibilizarlos. Al tocarlo sentí claramente como toda mi tensión y la contaminación electromagnética que tenía salía por mis manos y él la enviaba al centro de la tierra para transformarla.

5. Volví a casa y me pare de cabeza (si no puedes hacerlo) acuéstate en el piso y sube los pies a la pared para que la sangre suba al cerebro y este se desintoxique, aclarando tus ideas y cambiando totalmente tu perspectiva.

6. Tomé un baño de agua fría para re activar el flujo de sangre, nutrir mi células y estabilizar mi sistema hormonal.

7. Me tomé un batido de leche de coco, cacao y superfoods. El cacao me ayudó a segregar serotonina y activar instantáneamente mi sistema fisiológico de placer.

8. Al abrir la computadora, antes de comenzar a responder e-mails, pasé por el grupo de “Lo que Comen las Diosas” y me llené de toda la energía de las cosas maravillosas que están ahí. Elegí un video hermoso que elevó mi vibración y me reconecto con la abundancia.

¿Y tú qué haces cuando te pasa esto?, ¿Cómo te sacas del hueco?

Mientras más herramientas tengas más fácil será transformar cualquier día gris en uno luminoso, positivo y de aprendizaje. El problema es que nadie nos enseña a utilizar las herramientas, ni a conocerlas, tenemos la caja guardada en el clóset y la verdad es que hay que tenerla a la mano y utilizarla.

Pocas veces tenemos un espacio en donde apoyarnos para cambiar de perspectiva, un espacio de mujeres dispuestas a ayudarte a elevar tu vibración en cualquier momento. Desde pequeñas vamos al colegio y aprendemos cosas que nutren nuestra mente pero que no nos sacan de los estados cotidianos de estrés, angustia o depresión. Para eso son tus verdaderas herramientas, mientras más las usas más herramientas aparecen.

#transformatudía #díaexcepcional #buenaalimentación #relajación

0 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo