Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

Por qué el perfeccionismo te resta eficiencia


Cuántas veces has pensado: Voy a montar un negocio, voy a comenzar a dar clases a mujeres de escasos recursos, voy a escribir un libro e inmediatamente después tu misma te desanimas con miles de excusas de por qué no tienes tiempo, dinero o suficientes conocimientos para hacerlo. Lo pospones en el tiempo. Para cuando tus hijos crezcan, para cuando tengas dinero, para cuando hayas estudiado más y puedas compartir tus conocimientos.

¿Cuantos años se te han ido viviendo una vida de rutina en la que tu drama interno está en la conversación de tu mente, la mayor parte del día, juzgándote porque no estás haciendo lo que amas, lo que te apasiona?

En su libro “Arte y Miedo”, David Bayles habla de un maestro de cerámica que dividió al salón en dos. A un grupo le dijo que lo calificaría de acuerdo a la cantidad de objetos que diseñaran. A la otra mitad los calificaría de acuerdo a la calidad del trabajo que hicieran.

Los resultados fueron contundentes. Los trabajos de mayor calidad fueron hechos por el grupo que fue calificado por cantidad y no por calidad.

Pareciera que cuando hacemos muchas cosas y las lanzamos al aire ¡Cobran vida! No importa que nos equivoquemos, cada vez aprendemos más, cada vez abrazamos nuestro miedo al fracaso más y cada vez nos acercamos más al éxito.

El grupo que fue calificado por calidad perdió mucho tiempo teorizando acerca del concepto de la perfección y se quedó atorado en cientos de teorías “grandiosas” y una pila de barro sin esculpir.

Un estilo de vida abundante y saludable, una dieta, un proyecto, una relación, todo requiere práctica para dominarse. Para de culparte a ti misma por todo lo que has hecho “mal” ya que eso es precisamente lo que te llevará a la maestría.

Ser perfeccionistas nos paraliza, es un viaje del ego que no quiere soltar y una práctica que nos lleva al estancamiento, a sobre estresarnos y a cargar peso o inflamación por dentro y/o por fuera.

La evolución surge de la diversión, del riesgo por hacer las cosas, de abrazar el miedo. Como dice Nike: Just do it!

Porque desde la fragmentación de tus cuerpos no puedes ver con claridad que ya están todas las posibilidades cerca tuyo y sólo tienes que armar el rompecabezas. Salir de la caja, de las estructuras y percepciones mentales. Cuestionar y tomar otros caminos para poder ver más allá de lo evidente y crear la realidad que quieres en vez de solamente esperar a que algún día suceda.

#perfeccionismo #ineficiencia #eficiencia #evolución

0 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo