Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

¿Me divorcio o no me divorcio?


¿Cómo bajo de peso comiendo todo lo que quiero? y ¿Me divorcio?, son dos de las preguntas más frecuentes en mis consultas desde hace años.

Cuando las mujeres me preguntan si deberían separarse o no de su pareja, confirmo que la mayoría de nosotras nos hemos hecho esta pregunta en algún punto de nuestra vida. Lo más importante para trascender el reto, no son las respuestas que podamos obtener del sacerdote, de las amigas o del psicólogo, sino explorar en las preguntas mismas.

Como consultora no puedo dar una opinión sobre una situación específica en la vida de mis clientes, sería anti-ético, anti-profesional y muy soberbio de mi parte.

Mi tarea es generar las preguntas que se necesitan para llegar a conclusiones claras, para tocar los deseos profundos del corazón y para descubrir el poder de la palabra cuando está sostenida en la solidez de la verdad, de la honestidad y del deseo de evolución.

El problema es que nuestra verdad y honestidad están escondidas detrás del miedo a divorciarnos de nuestras propias creencias limitantes.

Como una mariposa que queda atrapada detrás del vidrio de una ventana abierta, sin darse cuenta que justo después del marco, mucho más cerca de lo que puede imaginar, está su pasaje a la libertad.

Antes de separarte de tu pareja, te aconsejo meditar las siguientes preguntas, estás dispuesta a divorciarte de:

  • ¿Tus propias creencias limitantes?

  • ¿Tu necesidad de utilizar el drama como herramienta de control?

  • ¿La niña chiquita que pide, pide, y después pide, para ser de una vez y por todas una mujer?

  • ¿La certeza de que necesitas un hombre a tu lado para tener seguridad social, seas tú quien mantiene el hogar, o no?

  • ¿La tranquilidad que te da tener una estructura familiar que te contenga y te dé arraigo en cierta etapa de tu vida?

  • ¿La creencia de que no puedes sostenerte económicamente por ti misma?

  • ¿La idea de que la soledad duele?

  • ¿El miedo a poner lÍmites firmes, claros y amorosos que honren lo que tu ser verdaderamente desea?

  • ¿La creencia de que afuera sólo hay hombres que no valen la pena o de que vas a encontrar siempre uno mejor?

Estás verdaderamente dispuesta a:

  • ¿Confiar en ti misma para abrir la llave de la abundancia de amor, de recursos y de relaciones sanas?

  • ¿Disfrutar del placer de dar sin esperar recibir?

  • ¿Aprender a negociar desde la abundancia?

  • ¿Perdonarte por no ser la mujer “perfecta”

  • ¿Perdonarlo a él (o al que sea que venga en el futuro) por todo lo que tú crees que no ha podido “lograr”?

Espero que estas preguntas te ayuden a tener la claridad para dar ese gran paso, asumiendo los regalos que ésta nueva condición de libertad te pueden ofrecer.

No existen las decisiones correctas o equivocadas. En cada reto siempre hay una oportunidad para cambiar de piel, para reconocer nuestro propio valor y sentir la fuerza de nuestra conexión con lo que sí es verdadero.

La decisión que tomes no es lo que verdaderamente importa sino desde qué espacio interior la tomas: ¿desde la carencia o desde la abundancia?

Mi trabajo es el de compartir las herramientas que empoderan la transformación de una mujer para que recuerde su brillo interno y desde ahí logre tomar las decisiones que le den la seguridad de diseñar una vida feliz.

#divorcio #mujer #esposa #vidaenpareja

27 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo