Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

Disciplina y desapego, dos palabras que te ayudarán a cumplir tus propósitos


Otro año que termina, estamos de regreso en la recta final que anuncia el inicio de una nueva aventura; un tiempo que nos llena de esperanza para creer que esta vez sí vamos a cumplir nuestros propósitos.

En enero se me llena la agenda de mujeres y hombres muy bien intencionados, en busca de ayuda para purificar su cuerpo, construir más energía, llevar a cabo sus proyectos futuros, y dejar atrás rutinas y vicios que afectan sus relaciones. Pero ¿por qué si estamos decididos a lograrlo, es tan difícil?

Porque durante años, hemos estado convencidos que la clave para cumplir nuestros objetivos es la fuerza de voluntad. Pensamos que hay que usar la fuerza mental para superar obstáculos o dificultades.

En mi más humilde opinión, ese es el problema de raíz: tratar de conseguir disciplina desde la fuerza de voluntad. Yo trate de hacerlo durante años y aunque conseguía muchas cosas, no lograba sostenerlas, ni empoderarme. Cuando la fuerza de voluntad viene de la carencia: de un sentimiento de inferioridad, del miedo a no ser perfecta, a no ser vista o a no ser querida, no es sostenible.

Si tratamos de forzar nuestra mente a no pensar, empoderamos el pensamiento. Si tratamos de forzar a nuestro cuerpo a hacer una dieta, engordamos por el estrés que implica. Si tratamos de buscar ansiosamente un hombre consciente, lo más probable es que encontremos justo lo opuesto.

Para lograr tus propósitos este 2017 tienes que cambiar la creencia de que necesitas fuerza de voluntad para transformar tu vida. Lo que verdaderamente te ayudará, es conectarte con la

coherencia; una energía que viene de la certeza y no de la fuerza. Cuando lo que deseas es tan fuerte que hace coherencia con tu corazón, no habrá poder humano que te detenga, ni siquiera tu auto sabotaje.

El ego y la sensación de carencia, nos hacen sostener una idea equivocada de la “perfección” que se convierte en necesidad de control y sufrimiento. El ego nos hace creer que somos imperfectas cuando ya somos, y siempre hemos sido, perfectas en nuestra esencia.

Cuando yo me liberé de la creencia de que “no era perfecta”, descubrí el poder transformador de mi propia honestidad para ser coherente. Fue entonces que deje de hacer lo que “tenía” que hacer para hacer lo que “quería” hacer y el flujo de la abundancia se destapó en mi vida.

La disciplina unida a la coherencia es la clave para lograr cambios sólidos. La disciplina es la coordinación de actitudes, para desarrollar habilidades rápidamente, siguiendo un orden. Y la disciplina coherente es hacer repetidamente lo que te hace feliz, no lo que debes hacer desde tu percepción de cómo debe ser tu vida, tu cuerpo o tu pareja.

Una diosa es una mujer honesta y cuando eres honesta contigo misma sabes con claridad qué es lo que te hace feliz y desde la energía de la felicidad puedes transformar tus hábitos. Si te disciplinas en algo que no te hace feliz, no será sostenible y perderás mucha energía. ¡Cuando combinamos la disciplina coherente con el desapego; los resultados serán aún mejores!

Disciplina para comprar la mejor calidad de comida disponible en el supermercado y desapego para crear platillos intuitivos en tu cocina sin ningún tipo de esfuerzo, logrando así un peso saludable.

Disciplina para mover tu cuerpo de la forma que más disfrutes, bailar, caminar, hacer yoga, y desapego de la “perfección” de tu imagen para tener salud.

Disciplina para meditar y mantener la neutralidad de tu mente y desapego para dejar de controlar tus pensamientos y fluir.

Disciplina para pasar tiempo en la naturaleza y desapego para escuchar sus mensajes.

Disciplina para tocar la tierra y desapego para recibir su energía purificadora.

Disciplina para tomar responsabilidad de tu vida y desapego para no culpar a nadie de lo que te sucede.

Disciplina para trabajar por el bien de todo lo que te rodea y desapego de recibir solo para ti los frutos de tu trabajo.

Disciplina para ser agradecida y desapego para recibir la abundancia en la forma y el tiempo en el que se tengan que manifestar.

Ahora haz tu propia lista, usa estas dos palabras para materializar todo lo que es importante para ti este 2017. Lee tu lista todos los días con el corazón y te aseguro que comenzarás un año desde tu paz interior. Compártela con nosotros, queremos ayudarte a recordarlo durante todo el año.

¡Te deseo un año lleno de energía para construir una vida mágica y alegre!

#disciplina #desapego #nuevoaño #propósitos

11 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo