Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

¿Cómo aprender a amar incondicionalmente?


Qué paradójico que detrás de las flores, regalos, cenas, besos y abrazos se esconden grandes inseguridades personales que nos impiden amar.

Si nos preguntan qué es el amor, pocas veces podemos ponerlo en palabras porque es algo que no se describe, es algo que se siente y ya.

Todos creemos que sabemos amar, pero de nuestra capacidad de amar bien depende que seamos correspondidos y que tengamos una vida plena y conectada con la abundancia. El problema es que la mayoría de las veces amamos necesitando obtener algo de regreso, amamos con la intención de recibir amor, propuestas de matrimonio, tiempo juntos, apoyo incondicional, hijos, un hogar, etc. y no nada más por el placer de amar. ¡Eso cambia la mayoría de los desenlaces de las historias de amor!

Cuando condiciono mi amor, me conecto con la carencia y eso es precisamente lo que corta el flujo energético de la abundancia e impide los finales felices.

Voy a contarles la historia de una clienta que estuvo enamorada de su mejor amigo de la universidad por años, incluso después de que ambos se casaran, vivieran en distintos países y tuvieran hijos. Su relación era la de dos mejores amigos que no podían manifestar su amor por la situación de los dos.

Un día en la sesión ella me dice: por primera vez en 15 años tengo la oportunidad de ver a mi amigo e invitarlo a venir a mi país.

“Estaré sola sin mi esposo e hijos y él me ha dicho que quiere verme de esa forma. ¡No sé qué hacer porque lo he amado tantos años que estoy aterrada!”

Cuando repasamos las cualidades de la contención femenina y hablamos de la energía maravillosa que nos genera a nosotras el amor incondicional, ella me dijo: “no quiero tener nada con él porque si no resulta voy a perder el regalo de ser una generadora de amor incondicional. Él es el objeto de mi amor, pero yo soy la que me beneficio de ser una generadora permanente de un amor puro y brillante que inunda toda mi vida y me llena de emoción todos los días. ¡No necesito que él venga a cambiar mi historia ni faltar al respeto a mi familia que también amo con todo el corazón! Sólo necesito agradecer por tener el privilegio de amar por el placer de amar. Lo decía realmente convencida y empoderada.”

Claro que es difícil aprender a amar sin condiciones porque todas estamos llenas de creencias que limitan nuestra capacidad de amor, creencias que aprendimos, que heredamos o que decidimos adoptar y que tienen que ver con mis historias personales, con mis propios miedos y no con el amor en sí.

Te comparto algunas técnicas para aprender a amar:

1. Cuando ames obsérvate ti y no a la persona que recibe tu amor, enfócate en cómo te sientes tú al darlo y no en cómo lo recibe la otra persona.

2. Trabaja para desconfigurar todas las creencias y acuerdos que hiciste con la sociedad y con las mujeres de tu vida: tu abuela, tu mamá. Recuerda que ellas tuvieron también sus propias historias y tú puedes purificar las que heredaste para construir las tuyas propias.

3. Recuerda que el amar incondicionalmente aparentemente te hace “vulnerable” y el miedo a la vulnerabilidad instala en ti la creencia de estar en peligro, pero es precisamente dentro de esa aparente vulnerabilidad y en tu capacidad de no necesitar en donde se aprende el verdadero placer de amar.

#amorincondicional #aprenderaamar #amar

0 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo