Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

Alinéate con tu naturaleza energética en 5 pasos


¿Cómo es que nuestra lucha por ser “iguales” a los hombres nos ha llevado a separarnos de ellos, a perder nuestro poder y a dañar nuestra propia autoestima y también la de ellos?

Es evidente que fisiológicamente hombres y mujeres somos diferentes y absolutamente complementarios. Nosotras las mujeres generamos más grasa en el cuerpo para crear hormonas que nos permiten concebir hijos y amamantarlos, ellos tienen más músculo y en otras épocas eso les permitía cazar la comida y traerla a la mesa para que esos hijos pudieran crecer luego de la lactancia.

Nosotras tenemos una capacidad mental de 360 grados que se expande y nos permite estar hablando por teléfono, amamantando y cocinando al mismo tiempo. Podemos estar en pie, aunque ya no tengamos más fuerza, para sostener el orden de la familia que amamos y además hacerlo bien.

Así como somos diferentes a nivel físico y mental, también hay diferencias energéticas importantísimas entre nosotros.

Se necesitan 2 energías complementarias y poderosas para crear una nueva vida. Una energía que llega y otra que la recibe, un espermatozoide que viaja y un óvulo que espera, que abraza.

Así como somos las mujeres las encargadas de cargar en nuestro vientre las nuevas vidas, somos las mujeres las encargadas de sostener el orden energético de todo lo que nos rodea.

La energía mueve las partículas de acuerdo a nuestra intención y aunque la energía no se ve, al desalinearse con ella y resistir nuestra naturaleza de recibir y abrazar, esas partículas se vuelven pesadas y nos frenan, nos drenan y nos entristecen afectando nuestra vida, cotidiana muchas veces al punto de ya no poder más.

Cuando no asumimos nuestra naturaleza energética, complicamos lo sencillo, entramos en carencia y perdemos la energía que tendríamos que utilizar para sostenernos y sostenerlos; cedemos la responsabilidad y también el poder.

La mayoría de nosotras vemos este poder como una debilidad. Desde la carencia es una carga, desde la abundancia es una bendición y la gran posibilidad de crear magia, de evolucionar como personas, de cambiar el mundo y de sostener el orden del universo como si fuera un bebe.

Cómo alinearte con tu naturaleza energética femenina

1. Tú eres el útero energético que da fuerza a tu familia, velo como un regalo y no como una carga.

2. Tu cuerpo es perfecto como es, haz ejercicio funcional y muévelo a diario, pero no te esmeres en tener cuadritos que a la larga más bien provocan que la piel se desprenda más rápido del músculo.

3. Muchas veces creemos que tenemos que ser “rudas” para que no nos pasen por encima. O somos masculinas al poner los límites o no los ponemos del todo para no ser “rudas”. La realidad es que los límites más contundentes vienen de la suavidad y la abundancia.

Aprende a poner límites amorosos para ser más feliz y librarte de las culpas.

4. Deja de competir con los hombres y aprende a complementarte con ellos, al hacerlo recuperarás instantáneamente una gran cantidad de energía que has perdido y que podrás utilizar para crear nuevas relaciones más sanas y divertidas.

5. Conéctate con tu naturaleza de recibir y abrazar, como el óvulo; no trates de ser un espermatozoide. Al hacerlo llegará a tu vida energía masculina de mucha más calidad.

Cuando te sales del espacio de la víctima y tomas responsabilidad, transformas automáticamente la energía de todo lo que te rodea.

#naturalezaenergética #feminidad #femenina #energia #naturaleza

10 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo