Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

5 formas de empoderarte a través de tus emociones


¿Cuántas veces pasamos el día brincando de una emoción a otra sin reconocer claramente lo que nos está pasando? Se dice que hay 250 emociones diferentes que podemos sentir, pero ¿qué son las emociones?

"Una emoción es un estado psicológico complejo que implica tres componentes distintos: una experiencia subjetiva, una respuesta fisiológica, y una respuesta conductual o expresiva.” (Hockenbury, 2007)

Nuestro cuerpo emocional es complejo y conocer cómo funciona es esencial para que nuestra respuesta a las emociones nos ayude a construir las relaciones que queremos y no a alejarnos de ellas.

¿Cuántas veces al día te sorprendes a ti misma resistiendo el enojo, resistiendo el miedo, pero sin poder salir de ellos y haciéndolos más grandes? ¿O sintiendo una alegría desbordada que no sabes cómo canalizar para crear la relación que estás esperando? Se desperdicia toda esa energia por no poder darle un cauce claro que actue en favor de tus deseos más profundos.

¿Cuántas veces durante la noche tu mente comienza a pensar a mil por hora en todo lo que puede pasar, haciéndote historias que en las películas de terror parecerían infantiles? Dramas, pérdidas, accidentes, enfermedades raras, etc… Estás sola en tu cama y esos pensamientos se convierten en miedo y a veces hasta pánico, te sientes impotenete y vulnerable porque no tienes las herramientas para transformar esas emociones, amaneces drenada y sin energía.

Pues te cuento que el cuerpo emocional es precisamente nuestro combustible. Somos nosotras las que decidimos si utilizar ese combustible para movernos o decidimos paralizarnos esperando que las emociones que no son placenteras desaparezcan solas sin que yo haga nada al respecto. Más bien hacemos mucho por retenerlas como imanes al pelear con ellas para tartar de expulsarlas, generando un efecto totalmente contrario al que estamos deseando.

Crecimos pensando que hay emociones positivas y emociones negativas y al encasillarlas cancelamos la posibilidad de transformarlas.

Cuando asumimos que una emoción es negativa comenzamos a resistirla hasta que se convierte en un demonio de varias cabezas, cuando creemos que una emoción es positiva comenzamos a depender de ella y si no está en nuestra vida nos deprimimos y nos sentimos imperfectas e inútiles.

Las emociones son sólo energía. No hay buenas ni malas, sólo un conjunto de vibraciones electromagnéticas que me impulsan a actuar, a vivir, a ser, a conseguir objetivos y a moverme. Si no tuviera emociones estaría congelada y paralizada. No tendría el combustible que necesito para actuar.

Es así como todas las emociones tienen una función en la obra de teatro de mi vida, mientras más las resisto, más me dreno del combustible que me ayuda a moverme; mientras más dependo de ellas, me llevan a actuar escenas que no resuenan con lo que verdaderemente deseo, me vuelvo su rehén y me salgo de mi propia obra de teatro.

Por eso es muy importante reconocer las emociones como sólo energía, quitando el drama que las rodea para poder transformarlas en la calidad de combustible que yo necesito para crear la realidad que quiero manifestar.

¿Cómo?

1. Quítale la etiqueta a las emociones, no son buenas ni malas, sólo energía pura y velas como tal.

2. No tengas miedo de sentir tus emociones, sólo sintiéndolas podrás transformarlas. Ve directo hacia ellas en lugar de ir a lado opuesto corriendo de ellas.

3. Respíralas profundo mientras observas cómo se manifiestan en tu cuerpo físico (en forma de calor, hormigueo, dolor o presión) sin drama, sin juicio.

4. No te identifiques con ellas, tus emociones no son tú. Tú eres la que las observa, ellas son tu herramienta de transformación.

5. Son precisamente ellas las que abren los canales para resolver con la gente que amas las historias que te generaron dolor en algún momento. Lo que importan no son las historias ni los personajes sino las emociones que se quedaron en ti a raíz de esa historia y si las resistes nunca podrás reconectar con esas historias para transformarlas, para devolver la energía que no es tuya a su origen y para recuperar la que dejaste tirada por ahí y que te hace sentir incompleta.

En el taller de El Código de la Contención Femenina te ayudamos a recordar cómo sanar tus relaciones transformando y purificando tus emociones. Tú ya eres una diosa y sabes cómo hacerlo, sólo que se te olvido. Recuerda con nosotras cómo relacionarte con todos y todo desde una gran honestidad. Yo te doy las herramientas pero sólo tú haces el trabajo cada día en tu vida.

#emociones #contenciónfemenina #empoderamientofemenino

787 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo