Buscar
  • Carla Pérez-Galicia

¿Sabías que tu estado de ánimo depende de diminutos seres que te habitan?


El secreto de tu peso ideal, tu nivel de energía y tu estado de ánimo es la microbiota.

Las investigaciones científicas de punta en los últimos años en relación a la salud, el peso saludable y el estado de ánimo apuntan en un solo sentido: el balance de los microorganismos que habitan dentro de tu cuerpo.

¿Qué es la microbiota?

El conjunto de seres que nos habitan y que pueden llegar a pesar hasta 3 kg. La mayoría (80%) están en tu sistema digestivo, pero el resto viaja por todo el cuerpo, incluso en una película invisible en la piel. (Bacterias, viruses, protozoarios, hongos, levaduras, etc).

Es un ejército de seres que está a cargo de TODAS las funciones de tu cuerpo!!

Se comunican directamente con la parte de tus células que producen energía (la mitocondria).

Metabolizan la comida para convertirla en METABOLITOS, sustancias que viajan por el cuerpo nutriendo las células o intoxicandolas.

Convierten los nutrientes en sustancias que necesitamos para vivir como: Vitamina B12 o K.

Producen hormonas: estrógeno, progesterona, testosterona.

Controlan la forma en la que tu ADN se expresa. La cantidad de genes que provienen de tu ADN humano son alrededor de 20,000 pero los que produce tu microbiota son 2 millones.

Mantienen la salud de la pared intestinal (que está formada por una sola célula) para que nada salga del intestino sin ser metabolizado correctamente y evitar las fugas de material tóxico a la sangre causando inflamación y enfermedad.

Te hacen feliz ya que el 90% de la serotonina (hormona de placer) se produce en el intestino y depende de la salud de tu microbiota.

La mayoría de las funciones de tu cuerpo están relacionadas con la microbiota y todas las enfermedades comienzan con su desbalance. Así que es hora de poner atención en la calidad del ecosistema que habita dentro de nosotros.

Cuando la microbiota entra en desbalance afecta los siguientes sistemas:

Sistema Nervioso: existe un nervio que conecta el estómago con el cerebro que es el nervio Vago, por ahí transita información y se comparte la serotonina y dopamina que se producen en el intestino. Si hay un desbalance en tu microbiota este afectará tu estado de ánimo, así que tomar probióticos sería de gran utilidad para combatir de raíz la depresión.

Sistema Endocrino: la microbiota se encarga de producir las hormonas y metabolitos que viajan por tu cuerpo para balancear tu nivel de energía y salud hormonal.

Sistema Inmunológico: el 80% de tu sistema inmunológico está pegado a tu intestino. La capa interna del intestino tiene solo una célula y es sumamente sensible a las variaciones de la microbiota, ella se encarga de que esta capa esté saludable para balancear el sistema. Cuando está hiperactivo él mismo empieza a auto atacarse, y cuando está muy poco activo no puede contra los invasores.

El desbalance en la microbiota se llama disbiosis

Provoca inflamación crónica y silenciosa en tu cuerpo y es la raíz de todas las enfermedades.

Enfermedades relacionadas con la disbiosis: Colitis, úlceras, asma, alergias, diabetes 1 y 2, obesidad, cirrosis, depresión, cáncer de recto y colon, síndrome de fatiga crónica, enfermedad celiaca, parkinson's, autismo, desnutrición y anemia, lupus, artritis reumatoide

¿Qué provoca Disbiosis?

Alimentación: la comida altamente procesada con aditamentos, colorantes, endulzantes, saborizantes.

Medicamentos: antibióticos, metformina (medicina para la diabetes) inhibidores de protones (medicamentos para la acidez estomacal).

Medio ambiente: tu microbiota está en comunicación con la microbiota del lugar en donde vives, por eso cuando viajas y cambias de alimentación puede ser que tu digestión y tu conducta se alteren porque se está adaptando a la microbiota local.

Estrés: el estrés desbalancea tu microbiota y esto te genera estrés.

¿Qué puedes hacer hoy para comenzar a sanar tu microbiota?

  • Manejar el estrés.

  • Respetar los ritmos circadianos.

  • Mover el cuerpo .

  • Evitar jabones anti bacteriales y cloro.

  • Evitar el azúcar, endulzantes y exceso de fructosa para mantener tu glucosa estable.

  • Elevar el consumo de grasa saludable.

  • Evitar la comida procesada.

  • Suplementar con probióticos, enzimas digestivas y los minerales que ya no tiene la tierra.

  • Tomar sol.

Somos totalmente co dependientes de nuestra microbiota. El olvidarse de ella es como llevar el carro a revisar las llantas, el aceite, ponerle agua, pero no revisar el motor. El mantenimiento tiene que estar centrado en lo más importante: tu microbiota es el motor, está en constante interacción con nuestros genes y en evolución permanente. Nosotros somos su vehículo pero dependemos al 100% de ella.

La capacidad de cada persona de extraer nutrientes de la comida depende al 100% de su microbiota personal. Es como una huella digital. Solo tenemos en común el 5% de la microbiota. Lo que es oro para mi puede ser un veneno para otra persona, por ejemplo: la espinaca: está compuesta de oxalate pero si en tu microbiota no hay oxilo bacteria, no la vas a metabolizar ni a crear nutrientes a partir de ella convirtiéndose en un en tóxico para ti, aunque sea la comida de Popeye.

Acompaña a dos grandes médicos funcionales líderes en las últimas investigaciones en torno a la longevidad y llévate a casa sus herramientas más poderosas para tu mayor rendimiento, físico, energético y mental.

Aprende la práctica milenaria del Chi kung y desconéctate de la vida cotidiana en uno de los lugares más puros del planeta tierra.

Rejuvenation and Happiness Retreat

Costa Rica

Del 2 al 7 de diciembre

Con John Bagnulo, Mark Pettus, Simon Rodriguez y Carla Perez-Galicia

www.rejuvenationhappy.com

¿Quieres saber más de John y Mark?

Médicos funcionales, PHD en nutrición y masters en salud. Te recomendamos escuchar su podcast:

www.thehealthedgepodcast.com


0 vistas

Derechos reservados  2020   - Holistic Nutrition Coaching - Carla Pérez-Galicia - Lo que Comen las DiosasTM

  • Grey Facebook Icon
  • Instagram - Gris Círculo